Últimos temas
» Vieja Mansión Deneb
por Okazaki Lun Mayo 08, 2017 7:00 pm

» [ER] Jinja Temple - Templo Shinto (Entrenamiento)
por Okazaki Miér Abr 12, 2017 9:47 pm

» Torre de Mü - Jamir
por Okazaki Miér Abr 12, 2017 9:08 pm

» Festival de verano
por hendrixkin Dom Mar 19, 2017 6:38 pm

» Academia
por Okazaki Miér Mar 01, 2017 6:49 pm

Hashtags

Afiliados VIP
 Nova Orbis
Afiliados normales AQUÍ

Angel Beats!: The World of Revival (Koshiro's Story)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Angel Beats!: The World of Revival (Koshiro's Story)

Mensaje por Tenma el Lun Sep 19, 2011 11:22 pm



CAPÍTULO 1.

Spoiler:


Ha pasado
un tiempo… tanto que ya no sé cuanto ha pasado… pero solo queda en mí un vago
recuerdo…





Una noche
lluviosa, un cuchillo ensangrentado… la muerte en mis manos y las lágrimas de
alguien que lentamente, perdía la vida en el suelo, desangrándose.





-Te… te
odio… -alcanzó a decir, antes de lanzar una bocanada de sangre, con lo cual, su
vida expiró; y junto a él, su hermana me miraba y después miraba al cadáver en
el suelo que alguna vez llamó “hermano”-.





.¿Cómo…?
–el cielo se rasgó con un rayo que partió la noche en dos -¿¡Cómo pudiste!?- la
chica gritó de horror y se lanzó sobre mí, tratando de ahorcarme; no podía
moverme, pudo haberme matado, pero un instinto me despertó y la lancé lejos.
Después me miró con furia y gritó con fuerza: -“¡TE ODIO!”-





No recuerdo
como llegué a casa; ensangrentado, débil, con la mente perdida en otro lugar;
seguía lloviendo y estaba totalmente empapado, pero apenas y sentía la lluvia
golpearme en el cuerpo, solo sentía mi propia desesperación. No dejaba de
llover, pero ya no sabía si llovía dentro de mí o el mundo lloraba una pérdida
y lloraba por un corazón roto.





Solo miré
hacia la ventana, contemplé el mundo, las luces de los edificios, cubiertas por
la bruma y la llovizna; los autos que avanzaban con cuidado en la lluvia,
temiendo derrapar; pero pronto, dejé de escuchar todo ruido a mi alrededor…
solo escuché el latido de mi corazón, un latido que lentamente se iba apagando
mientras más me perdía en la oscuridad que rodeaba unas luces que me parecían
fuegos fatuos.





Una
ventana…











-¿Dónde…
donde estoy…? –me dolía la cabeza y me levanté con lentitud; me encontraba en
un patio gigantesco; parecía que estaba despuntando el alba y me incorporé.
Todo parecía tranquilo; parecía estar en el patio de una preparatoria corriente;
incluso me encontraba con lo que creía era el uniforme de la escuela ya puesto;
un sencillo saco café, junto con los pantalones, zapatos y una corbata roja.
Comencé a caminar lentamente por el sendero que llevaba a lo que parecía la
nave principal del complejo cuando de pronto escuché algo que me heló la
sangre.





Me tiré al
suelo, asustado, debido a que de la nada, cientos de balas surcaban el aire; me
arrastré hasta unos matorrales donde me escondí, cuando de pronto, sentí el
frío acero de un cañón sobre mi nuca.





-¿Y tú
quien demonios eres?-una voz femenina me preguntó con seriedad; cuando estuve a
punto de voltear para verla, me lanzó hacia el piso y disparó hasta que su
cargador se terminó.





-¡Muévanse!,
¡Rodeen a Ángel y disparen a discreción! –de la nada, muchos estudiantes
salieron con escopetas, rifles e incluso un lanzacohetes. Todos se detuvieron y
miraron a la chica y a alguien quien se acercaba. Del lugar de donde el
horizonte salía, una jovencita de cabello blanco quien parecía tener la mirada
centrada y perdida al mismo tiempo.





-¡FUEGO!-
vociferó la chica y todos dispararon al mismo tiempo; las balas impactaron en
la chica, pero no le hicieron daño y sólo cuando vio el proyectil que se
acercaba hacia ella, se alejó y desapareció. Un grito de victoria surgió de
todos los presentes, y justo cuando me incorporaba, sentí un golpe en la nuca y
caí desfallecido.



CAPÍTULO 2

Spoiler:
Lentamente, comencé a despertar. Lo primero que vino a mí fue un horrible dolor de cabeza; mientras comenzaba a salir del sueño, escuché algunas voces:

-...no sabemos si es aliado de "Angel"- dijo una voz masculina, algo impaciente; -pero trae el uniforme de la escuela y parece que no sabía nada-le respondió la voz decidida de una chica, quien parecía enojada, así que deja de sacar tus estúpidas conclusiones, ¿quieres, Noda?

-Está despertando... -dijo una apagada voz femenina, cuando abrí los ojos. Frente a mí, estaba la mirada de una chica de cabello negro, quien inmeditatamente se alejó.

-Bueno, ya era hora... -me incorporé y frente a mí estaba una chica de ojos verdes y cabello pelirrojo, quien me miraba con insistencia; -¿me pueden explicar qué pasa...? -traté de moverme un poco, pero al instante, la chica me apuntó a la cabeza con una pequeña pistola.

-¿Estás con Ángel o eres un NPC?-preguntó muy seria, mientras, a mi alrededor se habían reunido algunos otros chicos: uno con una alabarda, uno que traía una especie de ropa de karate, una chica vestida de ninja y a lo lejos, una chica con una guitarra en sus manos.

-No sé de qué hablan...-respondí, aún sacudido por el golpe y la jaqueca- ni siquiera sé en donde estoy... -cerré los ojos un momento, pero al abrirlos, todos parecían relajados y bajaron sus armas, menos el chico de la alabarda.

-Bueno... parece que eres nuevo, así que te diré algo que quizás te sorprenda... -dijo la chica ojiverde, quien me ayudó a incorporarme del sillón donde estaba acostado; ¿puedes acompañarme?- asentí con la cabeza y la seguí, pero cuando estuve a punto de salir por la puerta, sentí un súbito tirón del hombro, mientras el chico de la alabarda me tomaba por el cuello- si le haces algo a Yurippe, te juro que... -no terminó de decir su frase, cuando una bala perforó su cráneo y cayó muerto al piso.

-Ahh... -la chica suspiró con enfado- ya me tenía harta... -volteé asustado y empapado de sangre mientras veía que la que había disparado era la chica de ojos verdes- ¡¿pero qué rayos hiciste!? -grité bastante asustado- ¡lo mataste!-. La chica me miró algo sorprendida y luego comenzó a reírse; -no te preocupes, novato, no tarda en...

-¡Eso me dolió, Yurippe!-a mis espaldas, el chico se levantó como si nada, limpiandose la sangre de la frente- pero bueno... si le haces algo a Yurippe, te haré algo mucho peor... -dijo, golpeando el piso con su alabarda-.

-Ya, ¡vámonos, no tengo todo el día! -la chica me tomó de la mano y salió corriendo, mientras el chico de la alabarda me miró con una mezcla de sorpresa y odio-. Poco después, salíamos de una especie de dormitorio y llegábamos al centro de la escuela; parecía un lugar pacífico y tranquilo.

-Oye... -escuché que me llamaba y de pronto, sentí un gran golpe en mi cabeza; lo último que sentí fue como comenzaba a caer, mientras la sangre caía por enfrente de mis ojos. Estaba muerto.

CAPITULO 3.

Spoiler:
Para mi sorpresa, desperté. De nuevo.

-Pareces algo sorprendido. -esta vez estaba en una cama, con aquella chica de ojos verdes sentada a mi lado; parecía que iba a anochecer, puesto que el sol se filtraba de tonos anaranjados por la ventana del "hospital".

-Pues... sí... -dije tranquilamente, llevando mi mano instintivamente a mi frente; no había nada allí- creí que había...

-Lo hiciste... -dijo ella- estás muerto, realmente... -se calló un poco y bajó la vista; estaba anonadado; ¿muerto? ¿cómo? No lo sabía, solo estaba sorprendido, estab muerto, me dispararon en la cabeza y seguía con vida, ¿cómo era eso posible?

-Bueno... parece que no tienes ni idea de porqué volviste a la vida, ¿cierto?-la miré con sorpresa, puesto que había adivinado mi pensamiento sin siquiera haberlo pensado- pues sí, tienes razón... -suspiré y miré las sábanas; podía tocarlas, sentirlas; ¿era un sueño, acaso?

-Realmente no puedo decirte mucho, pero estás muerto, eso es seguro-bajó la cabeza un instante, su semblante pareció algo triste- al igual que todos aquí... -de pronto se incorporó con tanta violencia que tiró la silla donde estaba sentada- pero por eso nosotros, el Escuadrón de los Muertos... no, quiero decir... -parecía molesta y dubitativa- el Escuadrón del Fin del Mundo, sí, porque le cambiamos el nombre después de lo último...-parecía hablar consigo misma, hasta que volvió la mirada hacia mí- nosotros, el Escuadrón del Fin del Mundo, ¡luchamos para vencer a Dios y revivir!-parecía llena de energía, para después mirarme de nuevo- ¿quieres unirte con nosotros? Juntos derrotaremos a Dios y a su Ángel y reviviremos, ¿qué dices?-

Realmente no sabía qué responder, así que solamente asentí con la cabeza, a lo que sonrió y me tendió la mano. -Bienvenido, novato- dijo con una sonrisa a lo que correspondí y estreché su mano-. Poco rato después me estaba presentando como el nuevo novato del Escuadrón del Fin del Mundo.

-Su nombre es Koshiro-kun, así que más les vale tratarle bien hasta que se acostumbre a este lugar, ¿de acuerdo?- todos respondieron que sí; al parecer, ella era la líder del Escuadrón.

-Bueno, esperamos que disfrutes de tu estadía en este lugar, todos te ayudaremos en lo posible-la chica parecía segura de sí misma y puso su mano en mi hombro- y disculpa lo del disparo; tenía que enseñarte eso antes de que... -de pronto sonó una alarma- ¡rápido-dijo Yurippe- todos a sus posiciones; tomen sus armas y prepárense! -después me miró- ten cuidado, el Ángel viene.

CAPITULO 4.

Spoiler:
Lo que después ocurrió fue sin duda algo extraño. Todos salieron en conjunto, includia Yurippe, hacia un pequeño cuarto del edificio donde estábamos; algunos de ellos tomaron algunas armas de grueso calibre; entre ellas, muchas escopetas, rifles, ametralladoras y demás; realmente parecía un pequeño ejército, listo para la guerra más cruel y sanguinaria. Salieron y se dispersaron a una orden de la chica, mientras se me pidió que permaneciese dentro junto con la chica vestida de ninja. Me acerqué a una ventana y miré con algo de curiosidad y miedo lo que tendría lugar a continuación: ¿Quién era "Ángel"? ¿Realmente iban enserio con lo que dijeron de "luchar contra Dios"?

Pronto, miré como muchos se quedaban en retaguardia, mientras los demás avanzaban un poco, entre ellos el chico de la alabarda, Yurippe y el que llevaba puesto su traje de karate. Parecían algo inquietos, pero siempre mirando hacia delante. Los demás, cubiertos por algunos forrajes y pecho en tierra, esperaban la orden.

-¿Quién es "Ángel"? -pregunté a la chica vestida de ninja, quien estaba sentada de forma extraña, en el borde de una silla- es una enviada de Dios-dijo, apenas en un susurro- y nuestro enemigo, además de que cumple el rol de Presidenta Estudiantil- me dió la espalda y pareció que no iba a responderme más, por lo que volví a centrar mi atención en la batalla de abajo. Pronto, apareció de nuevo aquella chica de cabello plateado y mirada distante, quien se detuvo un momento y me miró directamente.

-¡Ahora!-se escuchó un sonido atronador y cientos de balas llovieron hacia ella; alcancé a notar que dijo algo y de pronto las balas salieron rebotadas hacia todos lados; algunas iban directo al edificio y me agaché para protegerme de los impactos de bala; al asomarme, miré que muchos de ellos habían sido asesinados por las balas; entonces el chico con el traje de karate se lanzó hacia Ángel, quien de la nada sacó una espada que parecía hecha de una energía extraña, y cortó por el pecho al chico, cayendo éste muerto.

Yurippe parecía algo asustada, pero determinada a continuar la misión. Hizo un movimiento con su mano y del flanco derecho llegaron algunos chicos con katanas, que se lanzaron al ataque; la chica se movió con una grácil habilidad y los aniquiló a todos sin decir una palabra, mientras sus ropas se llenaban más y más de sangre de los caídos. Pronto, quedaron ella y Yurippe frente a frente.

No hubo disparos en ese momento, mientras parecían discutir: Yurippe con su estilo apasionado, mientras que la chica solo miraba y asentía de vez en cuando; pronto, nuestra "líder" levantó la mano y dió la media vuelta, mientras todos los que solo habían sido heridos se levantaron y se retiraron. El escuadrón había fallado esta batalla. Para mi sorpresa, la chica la miró con tranquilidad mientras se iba y de la nada, dos enormes alas hechas de la misma energía de su espada aparecieron en su espalda y levantó el vuelo, desapareciendo por los aires.

Unos días después, todos parecían muy tranquilos, aunque era más que obvio que habían sido algo desmoralizados; todos, incluso Yurippe, parecían algo tristes por lo ocurrido; había un silencio incómodo en la habitación. Cabe mencionar que durante ese tiempo, se me ordenó que no siguiera las reglas de la escuela, o desaparecería por completo, lo cual me tenía muy consternado. De pronto, un grito nos sobresaltó a todos; al asomarnos por una ventana, una chica corría por el patio, gritando mientras entregaba y lanzaba volantes a los aires.

-Esta noche, ¡Girls Dead Monster en el auditorio! ¡No se lo pierdan! -la chica tenía el cabello rosa y una especie de cola de demonio, aunque era muy alegre, lo que le hacía verse muy linda, aún con su aspecto. Todos parecieron sentir sus emociones reavivadas, incluida la líder, quien se levantó de su asiento y soltó unas palabras: -Bueno, al menos eso nos ayudará; hace mucho que no escuchamos tocar a Iwasawa y las demás, así que será algo genial- después se acercó a mí y sonrió:- será la primera vez que las escuches, te aseguro que son muy buenas.

Pasamos el resto de la tarde jugando cartas y tratando de perder el tiempo, mientras los demás me explicaban un poco más de la situación en la escuela: no sabían donde estaban, o si esto era el cielo o el infierno, o un mundo entre ambos, pero sabían que estaban muertos y que si se apegaban a las reglas, desaparecerían. Pronto llegó la noche y afuera, todo el mundo gritaba de emoción.

-Pero... pensaba que éstos... NPC... eran como los de un juego; no sienten, no se emocionan, solo... viven, ¿no es cierto?-pregunté con algo de curiosidad al chico del traje de karate, que descubrí que su nombre era Matsushita, aunque todos le decían 5to Dan, debido a su habilidad en el judo.

-Es difícil de explicar-dijo 5to Dan- pero están vivos sin tener voluntad propia, aunque suelen despertar con la música de ellas...-lo meditó un instante- su música reaviva sus vidas perdidas-.

Entramos al auditorio, donde ya cientos de alumnos estaban reunidos y parecían muy entusiasmados con la idea; había algunos sentados en los bancos y casi todos estaban en el centro, esperando que apareciera la banda. Me preguntaba quienes eran o como serían, si eran NPCs o eran del Escuadrón, aunque los demás parecían muy confiados en ellas.

Pronto, una chica con una guitarra eléctrica apareció y la multitud estalló en euforia.
-¡¡Es Iwasawa!!-gritaron muchos de ellos- ¡te amo, Iwasawa!-gritó un chico, mientras otras chicas gritaban muy fuerte- ¡te amamos, Iwa-sama!- entre muchas otras cosas. La chica parecía algo triste, aunque al ver a la multitud, sonrió amablemente a todos, mientras las otras 4 integrantes salían y se colocaban en sus posiciones; de súbito, todos se callaron cuando Iwasawa se colocó su guitarra y acomodó el micrófono.

-Empecemos...-


En cuanto comenzaron a sonar los primeros acordes, la multitud rugió de júbilo y euforia; la voz de la chica era simplemente hermosa, bien acompañada por el estridente sonido de su guitarra y los demás instrumentos; era más que obvio que la chica era una intérprete nata. El auditorio se llenó de luces rosas y rojas, algunas amarillas y azules, mientras la multitud coreaba la canción a todo pulmón; me sentía infundado de tal genialidad musical y la escuché con tranquilidad, mezclada con una euforia que iba creciendo dentro de mí. A mi lado, 5to Dan solo sonreía, mientras que, a mis espaldas, Yurippe y algunos del escuadrón escuchaban; entre ellos, un chico llamado T.K. simulaba tocar la guitarra de una forma muy graciosa.

Pasamos el resto de la noche escuchando temas increíbles y creo que por un momento, realmente me volví fan de aquellas 4 chicas que dejaban todo en el escenario, pero la que más resaltaba era sin duda la vocalista, Iwasawa; tenía algo en ella que irradiaba una fuerza impresionante al estar en el escenario, como si su sentido de vida estuviese allí. Fue ahí cuando decidí que, tarde o temprano, tendría que hablar con ella.

CAPTIULO 5.

Spoiler:
El concierto fue, sin duda, espectacular. Entre los cientos que entraron al auditorio, los que se quedaron fuera y los que escucharon el espectáculo desde sus dormitorios, fue a su criterio, una de las mejores presentaciones de la banda. Aún dos días después, seguían los comentarios del excelente concierto que habían dado las chicas.

Fue durante ese tiempo que estaba caminando tranquilamente por la escuela, tratando de conocerla un poco más, puesto que la mayor parte de mis días estaba en el centro de reuniones del escuadrón o incluso algunas veces en clases, aunque claro, sin prestar atención, cosa que me recordaban siempre los miembros del escuadrón con los que compartía salón; fue en uno de esos paseos sin sentido cuando a lo lejos escuché algo; un sonido que indudablemente era musical y bello; me acerqué lentamente, mientras la música se hacía más y más fuerte, hasta que encontrél a fuente.


La tonada era muy agradable, aunque melancólica en muchos aspectos; me senté afuera del pasillo a escuchar tranquilamente, cerrando los ojos y tratando, por un instante, de recordar mi pasado, un pasado que creía que no había existido nunca; mis recuerdos eran tan borrosos que simplemente no sabía que pensar al respecto. Había mucho en mi mente, y por más que quisiera saber, quizás esa información nunca llegaría, por lo que ahora, éste era mi hogar, mi mundo.

Pasó el tiempo, mientras miraba el cielo por la ventana hasta que la canción cesó y sonriendo, lancé un apagado aplauso a la nada. De pronto, para mi sorpresa, Iwasawa apareció frente a mí.

-¿Eres el nuevo, verdad?-dijo ella, después de que me ofreciese platicar en el techo de la escuela- ah... Koshiro, ¿cierto?- asentí con la cabeza y sonreí- me alegra que recuerdes mi nombre, aunque esta sea la primera vez que nos vemos, Iwasawa-san. La chica sonrió algo cohibida e hizo un gesto de desprecio con la mano, muy sutilmente- no te preocupes por eso-; después, nos sentamos a ver el atardecer, que ya comenzaba a aparecer en el cielo- es difícil saber qué día es hoy-dijo, en un susurro- pero es mejor saber que aún seguimos aquí, ¿no te parece?-me miró con una sonrisa algo apagada- sí, supongo tienes razón-dije, dejando que mis palabras se desaparecieran en el aire-.

-Te ví en el concierto del otro día- dijo, con una sonrisa- estabas mirándome y me incomodé un poco. Me sobresalté un poco y me sonrojé de pronto- disculpa, no era mi intención... -la chica rió algo apenada y continuó- no te preocupes, solo que tu mirada es un poco pesada, eso es todo-. Nos quedamos en silencio un momento, mirando que la primera estrella había aparecido ya en el firmamento.

-Ven, acompáñame-dijo, mientras me tomaba de la mano y me llevaba a un amplio salón, donde, al fondo, solo había un enorme y bellísimo piano- la verdad es que no soy muy buena en el piano, pero últimamente he estado practicando y bueno... -se sentó y me hizo sentarme con ella; cerró los ojos y comenzó a tocar:


Era una canción hermosa, melancólica, casi inexpresable con palabras... estaba sorprendido de lo que escuchaba... y sabía que en algún lugar de su mente, ella estaba cantando; lo supe porque de pronto, una lágrima sobresalió y se apagó de pronto. Me quedé en silencio, escuchando, hasta que terminó de tocar.

-Gracias... -musitó y me besó en la mejilla- aún no está terminada, pero sé que pronto, podré cantar esto para todos los demás... -se levantó repentinamente y salió de la habitación; justo antes de irse, volteó y me preguntó: ¿tú sabes porqué estás aquí, Koshiro-kun? ¿Qué estás buscando...?


CAPITULO 6. FINAL.

Spoiler:

Seguía pensando en lo que Iwasawa me dijo. Sabía que yo no había venido aquí por azares del destino. Tenía un motivo para haber caído aquí, al igual que todos; sentía que en mi pasado había hecho algo horrible, algo que había bloqueado y olvidado, pero que seguía latente, en algún punto de mi mente. Aunque platiqué muchas veces con Yurippe y 5to Dan, quienes eran con quien mejor me llevaba, ninguno supo realmente darme una respuesta; en algún momento, Yurippe pareció dolida y decidió irse, dejándome con más dudas.

Aunque seguía apegándome a lo que el Escuadrón me dijo, no los ayudé más en su batalla contra Ángel, solo a veces hacía algunas tareas de reconocimiento o ayudaba a proveer de alimentos a los demás; mis pensamientos me absorbían demasiado. Me hubiera gustado ir con Iwasawa y platicar con ella, pero algo me decía que no sacaría nada de aquellas pláticas; Iwasawa fue un breve momento en mi no-vida, algo que me ayudó a despertar mi curiosidad por lo que verdaderamente me ocurría, si iba a desaparecer en la nada o me quedaría aquí por siempre.

Contemplé muchas batallas contra Ángel; algunas eran rotundas victorias, mientras que otras caían en funestas derrotas y, sin importar que supiese que revivirían, cada muerte me lastimaba; una de las más duras fue la de 5to Dan; aunque no tardó más de un día en regresar, lloré mucho por él; lo había considerado un buen amigo, y verle morir fue algo que golpeó mi corazón. Lentamente, viajaba hacia la oscuridad de mi propia mente, de mis recuerdos cerrados.

Sentía que lentamente, mi mente, mi vida, se desprendían de mí, me dejaban vacío y me convertiría quizás en un NPC un día; algo sin vida, latente, pero que no piensa y se mueve mecánicamente, lo que me hacía enfurecer. No quería quedarme aquí para siempre, siendo una vil marioneta de algo que estaba fuera de mi alcance, de mi propio criterio e imaginación. Debía salir, pero ¿cómo?.

Salía frecuentemente a las afueras de la escuela; creía que no habría nada, a excepción de un enorme boquete que me haría caer a la más insondable de las oscuridades, pero me encontré con un bosque lleno de vida, aunque no pareciese que hubiera más; solo un espeso bosque que en un determinado momento, se cerraba totalmente. Escuchaba el murmurar de un arroyo, el pasto siendo movido por el viento, incluso a algunos animales, pero sabía que solo era una ilusión, éste era un mundo muerto, con un propósito que debía descifrar.

Una noche, salí a caminar. Sabía que estaba prohibido, tanto por los "maestros" como por el mismo Escuadrón, debido a que si había alguien afuera, Ángel lo mataría, pero simplemente ya no me importaba. El dolor, el breve instante donde la muerte me acecharía ya no me interesaba. No quería vivir y aún así no podría morir realmente. Fui a una pequeña máquina expendedora y elegí un poco de café caliente, que hizo bien a mi sistema; me senté frente al patio central y miré a la nada, como si no hubiese más que eso; de pronto, a mis espaldas, sentí una presencia, que no era humana. Al voltear, me paralicé de terror: era Ángel.

Instintivamente llevé mi mano a una pistola que me habían entregado por seguridad, pero algo en la mirada de Ángel me hizo sentir que no iba a hacerme daño.

-¿Puedo sentarme?-dijo con amabilidad y asentí con la cabeza, a lo que ella se sentó a mi lado como si fuera cualquier cosa-.

-Yo sé quien eres, Sasahara Koshiro-kun-dijo con frialdad- y sé lo que hiciste en tu vida pasada. Me sorprendió lo que dijo, pero no me animaba a preguntarle; sabía que era algo que no quería escuchar.

-Por el momento no debes recordarlo, puesto que aún te queda un largo camino por delante, pero... -de pronto, tomó mi mano; era cálida, como la de una persona- te agradezco mucho; me has hecho ver que aún ellos pueden salvarse... -recogió su cabello y me miró de nuevo- dime, Koshiro-kun...¿quieres una segunda oportunidad? No sabía del todo bien lo que decía, pero asentí con la cabeza; todo era mejor que ésto.

-Tendrás que hacerme una promesa, ¿de acuerdo?-musitó y dije que sí- en el futuro, tendrás mucho por hacer y quizás mucho de tu destino sea trágico, pero si encuentras a alguien a quien puedas amar y proteger, aún por encima de tu propia vida, te será garantizado el perdón; de todas formas, este mundo sirve para probar la fuerza de voluntad de las personas, incluida yo.

-Espera... ¿éste mundo...? ¿Significa que hay más...?- pregunté, anonadado- Así es, hay muchos más, pero éste es especial; solo aquellos que de verdad deseen una segunda oportunidad sobre la tierra pueden entrar aquí y renacer. Quizás algún día encuentre lo que busco y pueda renacer también... -se levantó y me miró por última vez- ahora ve a tu habitación, Koshiro-kun, y descansa, pues un viaje más arduo te espera... -de su espalda surgieron dos hermosas alas blancas, para comenzar a levantar el vuelo- te deseo suerte... -y desapareció en la noche-.

Fue entonces cuando regresé a mi dormitorio; no quería despedirme de nadie, sabía que sería muy triste, por lo que en cuanto llegué me encerré; escuché de los demás que habría una prueba de deportes mañana y dije que iría a dormir para estar listo; me deshice de mi ropa y me acosté en mi cama; y mientras cerraba los ojos, sentía como lentamente, mi cuerpo desaparecía de este mundo, con el recuerdo de la dulce canción que Iwasawa interpretó...



FIN.


Última edición por sagara_watanuki el Vie Sep 23, 2011 3:13 pm, editado 4 veces
avatar
Tenma
Ittōhei - Soldado de Primera
Ittōhei - Soldado de Primera

Sexo Sexo : Masculino
Edad : 26
Cantidad de envíos : 1262
Localización : 8-bit land
Humor : Defiant
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Emolga
Puntos : 14846
Fecha de inscripción : 15/08/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Tenma Aragaki
Sexo: Masculino
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Beats!: The World of Revival (Koshiro's Story)

Mensaje por Tenma el Vie Sep 23, 2011 12:46 am

Actualizado. Capítulos 1 - 4.
avatar
Tenma
Ittōhei - Soldado de Primera
Ittōhei - Soldado de Primera

Sexo Sexo : Masculino
Edad : 26
Cantidad de envíos : 1262
Localización : 8-bit land
Humor : Defiant
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Emolga
Puntos : 14846
Fecha de inscripción : 15/08/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Tenma Aragaki
Sexo: Masculino
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Beats!: The World of Revival (Koshiro's Story)

Mensaje por Kisa el Vie Sep 23, 2011 12:49 am

genial!!!
avatar
Kisa
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor

Sexo Sexo : Femenino
Edad : 34
Cantidad de envíos : 4996
Localización : Dentro del ropero.
Humor : Genialoso
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Chikorita
Puntos : 18225
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Dereck / Omeny
Sexo: Caballero / Damita
Edad: 19 / 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Beats!: The World of Revival (Koshiro's Story)

Mensaje por Tenma el Vie Sep 23, 2011 3:10 pm

Actualizado. Capítulos 5 y 6. Espero disfruten mucho de esta historia Happy
avatar
Tenma
Ittōhei - Soldado de Primera
Ittōhei - Soldado de Primera

Sexo Sexo : Masculino
Edad : 26
Cantidad de envíos : 1262
Localización : 8-bit land
Humor : Defiant
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Emolga
Puntos : 14846
Fecha de inscripción : 15/08/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Tenma Aragaki
Sexo: Masculino
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Beats!: The World of Revival (Koshiro's Story)

Mensaje por Himoru el Vie Sep 23, 2011 9:59 pm

Himoru

- Asi que no estaba del todo equivocado, el proviene de ese mundo extraño...-

Cerrando el libro Himoru parecia elevar una pequeña sonrisa mientras dejaba el libro en su lugar, no habia querido seguir a Charlie, era natural que quisiera un momento solo, por ello lo habia dejado adelanterse y despues el peliazul habia entrado a la inmensa biblioteca.

- Creo que comienzo a comprenderlo un poco mas...-

Exclamaba en voz baja para dar la media vuelta y continuar buscando algo que hacer.
avatar
Himoru
Heichō - Cabo Primero
Heichō - Cabo Primero

Sexo Sexo : Masculino
Edad : 33
Cantidad de envíos : 3721
Localización : Inframundo
Humor : Negro
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Woobat
Puntos : 19456
Fecha de inscripción : 21/04/2010

Hoja de Personaje
Personaje:
Sexo:
Edad:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Beats!: The World of Revival (Koshiro's Story)

Mensaje por Okazaki el Dom Sep 25, 2011 5:37 pm

Hades_SMC escribió:Himoru

- Asi que no estaba del todo equivocado, el proviene de ese mundo extraño...-

Cerrando el libro Himoru parecia elevar una pequeña sonrisa mientras dejaba el libro en su lugar, no habia querido seguir a Charlie, era natural que quisiera un momento solo, por ello lo habia dejado adelanterse y despues el peliazul habia entrado a la inmensa biblioteca.

- Creo que comienzo a comprenderlo un poco mas...-

Exclamaba en voz baja para dar la media vuelta y continuar buscando algo que hacer.

Charlie

-¿Lo ves? -dijo Charlie, apareciendo de súbito- por eso lo puse como Capitán junto a tu hermana, cuando me tocó decidir quién reemplazaría a Liam.

Charlie tomó de las manos de Himoru la publicación de Koshiro y le echó otro vistazo.

-No hay nadie que aprecie más la vida, no hay nadie que genere más poder, que alguien arrepentido como él, al que se le da una nueva chance. ¿No te hace acordar un poco a mí, cuando salí del estado Phase y conocí a Arkril? Jaja...

El rubio dejó el libro en su lugar.

-Bueno... parece incluso muy interesante aquel mundo. Será una buena opción para aprietos, si realmente funciona como Koshiro describe. Es un buen salvataje...
avatar
Okazaki
Chui - Teniente
Chui - Teniente

Sexo Sexo : Masculino
Edad : 29
Cantidad de envíos : 10464
Localización : アルゼンチン
Humor : BLEH
Bandera Nacional : Argentina
Ítem : Link Wii
Puntos : 37514
Fecha de inscripción : 05/08/2008

Hoja de Personaje
Personaje:
Sexo:
Edad:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Beats!: The World of Revival (Koshiro's Story)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.