Últimos temas
» Vieja Mansión Deneb
por Okazaki Lun Mayo 08, 2017 7:00 pm

» [ER] Jinja Temple - Templo Shinto (Entrenamiento)
por Okazaki Miér Abr 12, 2017 9:47 pm

» Torre de Mü - Jamir
por Okazaki Miér Abr 12, 2017 9:08 pm

» Festival de verano
por hendrixkin Dom Mar 19, 2017 6:38 pm

» Academia
por Okazaki Miér Mar 01, 2017 6:49 pm

Hashtags

Afiliados VIP
 Nova Orbis
Afiliados normales AQUÍ

The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por Tenma el Dom Oct 16, 2011 6:12 pm




Nota: Este escrito es un "Mundo adicional" que no tiene nada que ver con la saga original de "The Last World". Se me permitió el publicarlo y tomarlo como un mundo "paralelo" al juego original. Espero lo disfruten mucho.

-Aldo.


PROLOGO



Spoiler:
Hace mucho tiempo… en una lejana tierra…




Anochecía y a lo lejos, se divisaba una tormenta; no
había nadie, el mundo estaba desolado, lentamente devorado por la oscuridad; un
ominoso viento provenía del oeste del reino, marchitando las plantas y llenando
el ambiente de una oscura bruma que amenazaba con devorarlo todo; parecía una
eterna tormenta que nunca terminaría, hasta que, de pronto, en el centro del
reino, se escuchó un atronador sonido y de la nada, un gigantesco haz de luz
verdusca apareció, alejando a las sombras. Lentamente, el cielo volvió a
mostrar una noche estrellada, cubierta apaciblemente por la luz de la
Luna. Y en el centro del mundo, donde había
caído aquel extraño rayo, se divisaba una imponente figura, que sostenía en la
mano una espada y un escudo; la luz impedía que se viese su rostro, pero justo
cuando la luz se disipaba, sus facciones comenzaron a verse y tomó la forma de…






-¡Oh
no!-exclamó la chica, sentada en su cama, sobresaltada- ¡debo contarle a mi
padre ahora mismo!-se levantó y se calzó unas zapatillas cómodas y silenciosas
que usó para salir de su habitación. En la mesilla se encontraba una pequeña
ocarina que brilló intensamente, por unos segundos, a la luz de la luna.






Me conocen como el Deku Tree. Soy el espíritu guardián del bosque del
Reino de Hyrule, donde sirvo a mi señor, el Rey de Hyrule y protejo este
pequeño bosque, así como a mis hijos, los Kokiri, los niños del bosque. Cada
pequeño Kokiri tiene la semblanza de un niño no mayor a 7 años de edad de los
hylian, y son vivaces y amables, aunque temen salir al mundo exterior; esto
porque sé los peligros que correrían mis pequeños fuera de mi alcance.






También, cada pequeño Kokiri es bendecido con una pequeña compañera: un
hada que desde el momento de su nacimiento, sabe a qué Kokiri cuidará y
vigilará por el resto de sus días, aunque… entre los Kokiri, hay un pequeño
niño, que no posee un hada…






-Navi…-dijo una solemne y madura voz-.


-¿Qué pasa,
Gran Deku Tree?-preguntó la pequeña hada azulada-



-Ha llegado
la hora para que nuestro pequeño amigo sin hada empiece su viaje; veo en su
futuro grandes cosas, así como un inmenso peligro que se acerca hacia
nosotros-. El árbol acalló unos momentos y continuó: -¡Ve, Hada Navi, guía a
nuestro pequeño compañero en su misión!- la pequeña hada asintió y salió
volando, cruzando los caminos hasta llegar a la aldea de los Kokiri, un
agradable y pequeño lugar donde los Kokiris vivían en paz y armonía; tras pasar
sobrevolando un rato el pueblo, divisó una pequeña cabaña en el lado oeste de la
ciudad; se acercó rápidamente y entró en la penumbra de la habitación; frente a
ella, había un pequeño bulto de color verde, que parecía dormitar.



-¡Hey!-gritó
la pequeña criatura- ¡despierta, el Gran Deku Tree ha pedido que vayas a
verlo!- el pequeño niño se movió un poco, aún somnoliento y saltó de la cama;
caminó hacia un pequeño espejo que tenía, junto con una palangana de madera y
abrió el grifo, de donde salió un pequeño chorro de dulce agua; se limpió el
rostro y se miró en el espejo. Su rostro era moreno, su cabello era de color
negro y sus ojos parecían de un color rojizo. Era la viva imagen de un chico
llamado Sasahara Koshiro.
Capítulo 1.
Spoiler:




Koshiro
despertaba de su sueño y se miraba en el espejo. Se sorprendió y cayó de bruces
contra el suelo. Sus ropas habían cambiado de su usual traje de batalla a un
simple pero cómodo traje de color verde, con mallas blancas y zapatos cafés.
Aún más sorprendente fue el hecho de que se viera a sí mismo como un niño de
nuevo.






-Vamos,
¡apúrate!-gritó enojada el hada, quien lo golpeó en la frente- ¡el Gran Deku
Tree nos espera!-la pequeña hada se colocó frente a él y Koshiro miró
sorprendido que el hada era, en realidad, su amiga Ariatna, quien llevaba un
vestido blanco y alas de hada, así como orejitas y cola gatunas; aunque Koshiro
trató de preguntarle qué hacían allí, Ariatna lo miró con sorpresa- ¿pero de
qué hablas?-la pequeña hada le dio la espalda- seguro que te golpeaste la
cabeza o algo… ¿enserio éste niño salvará Hyrule…?-después lo miró y suspiró-
bueno, ni modo, vámonos ya-. Koshiro se miró por última vez en el espejo y
salió de su cuarto. Justo antes de salir, miró que “su casa” estaba en un
árbol, desde donde se podía ver todo el pueblo. Antes de bajar, miró que una
niña vestida totalmente de color verde se acercaba y lo saludaba desde abajo.
–¡Hola, Koshiro!-dijo, sonriendo tiernamente- a lo que Koshiro simplemente la
miró y bajó por las escaleras hasta encontrarse con ella; al verla, se percató
de que la niña era idéntica a Mizuki, solo que en lugar de su color habitual de
cabello, lo tenía verde, al igual que sus ropas.






-Me alegro
tanto, Koshiro-dijo Mizuki- por fin tienes a tu hada, y ¿cómo se llama?- la
pequeña hada se adelantó y miró a la chica- mi nombre es Navi, mucho gusto-.



Koshiro
estuvo a punto de decir algo, pero fue interrumpido: -Yo soy Saria, pequeña
Navi, mucho gusto-. Poco a poco, nada tenía sentido para el niño Koshiro.






-Bueno, me
enteré de que el Gran Deku Tree te está esperando, Koshiro-dijo Mizuki-Saria,
quien parecía emocionada- así que te esperaré aquí para que me digas qué
ocurre, ¿de acuerdo? –se acercó y lo abrazó con ternura- ve con cuidado-dijo-
hay muchos monstruos cerca del Gran Deku Tree, aunque no me explico porqué… -la
chica se quedó pensativa unos instantes y un atisbo de melancolía apareció en
su mirada, que fue borrado por una bella sonrisa- bueno, ¡nos vemos
después!-dijo, despidiéndose con la mano.



Mientras
Koshiro y Navi-Ariatna se alejaban, éste miraba con asombro el pueblo: todo era
muy pequeño y parecía estar hecho a la medida: las casas, las herramientas,
incluso un pequeño puente por el que cruzó debajo; mientras caminaba, algunos
“niños” lo saludaban, mientras otros lo miraban asombrados, sobretodo miraban a
la pequeña hada que en ese momento, reposaba tranquilamente en su hombro.
Finalmente llegaron al lugar donde estaba el camino que los conduciría hacia el
Deku Tree, pero fueron detenidos por un chico.






-Vaya, vaya…
así que por fin el Gran Deku Tree se apiadó de ti y te entregó un hada, ¿no es
verdad?-frente a él estaba una versión infantil de un compañero caído, Ryou-
aún así, el gran Mido no te dejará pasar a ver al Deku Tree sin antes conseguir
una espada y un escudo, ¡¿entendiste, tonto!?-lo empujó hacia atrás y comenzó a
reír-.






-Uh… vaya
problema-dijo Navi- bueno, ven, sígueme-el hada se alejó de Koshiro y lo
condujo hacia una zona elevada, donde había, casi oculto a la vista, un pequeño
recoveco;- vamos, entra-dijo ella, mientras Koshiro se arrastraba por el
estrecho pasaje, para salir a un pequeño laberinto- bueno, sígueme, ¡no tenemos
todo el día!- después de un arduo trabajo de tratar de mantener el paso, llegó
hasta un cofre que era más grande que él; con mucho esfuerzo, logró abrirlo y
de él sacó una pequeña espada.



-Vaya… hacía
mucho tiempo que no veía la Espada Kokiri;
esta espada-comenzó- es un gran legado de los Kokiri, y se dice que solo un
verdadero héroe puede blandirla…pero bueno, por ahora te servirá para pasar,
así que movámonos- Koshiro solo asintió algo triste, puesto que por un segundo pensó
que podía ser un gran héroe, pero las palabras de Navi lo decepcionaron, así
que la siguió a regañadientes. Poco después, se encontraban en una pequeña
tienda, en el pueblo y Navi fue la que habló: “escucha, el Gran Deku Tree me
mandó por él, así que te pido nos prestes un escudo sólo para que el tonto de
Mido lo deje pasar, ¿entendido?”; al mencionar que el Gran Deku Tree había
solicitado la presencia de Koshiro, el niño-tendero le entregó un pequeño
escudo de madera.






-Bueno, con
esto ya estamos listos-dijo Navi, saliendo de la tienda-; se encaminaron hacia
donde Mido estaba y, cumpliendo su promesa, aunque molesto, dejó pasar a los
dos viajeros; siguieron el sendero lo más rápido posible hasta que Koshiro se
encontró con algo que lo hizo estremecer. Frente a él había un inmenso árbol,
más grande que cualquiera haya visto; se sentía casi una hormiga frente a aquel
imponente roble, que, cosa extraña, tenía bigote y una especie de lentes; para
su sorpresa, creyó reconocer a Ryann en la figura del árbol.






-Joven
Koshiro, al fin has llegado…-dijo con voz fuerte el árbol- por fin, ha llegado
el día en el que comenzarás tu misión…-se quedó en silencio unos instantes y
prosiguió- no me queda mucho tiempo de vida, Koshiro, Navi…-Koshiro se mostró
sorprendido, al igual que su pequeña amiga, al escuchar semejante declaración-
alguien ha invocado una terrible maldición en mi interior y es imperativo que
cooperen para poder liberarme de tan terrible poder maligno…-el árbol parecía
herido de alguna manera, pero abrió su “boca” y esperó-.






-Confío en
ambos, Koshiro y Navi…-después, se quedó en silencio-.






-Vamos,
Koshiro, ¡hay que salvar al Gran Deku Tree!- el chico asintió con la cabeza y
se adentró en la oscuridad-.





Capítulo 2.

Spoiler:



Mientras se
internaban en la oscuridad, Koshiro comenzó a preguntarse el porqué había caído
en aquel mundo y porqué algunos de sus amigos parecían completamente diferentes
y, sobretodo, no recordaban nada de lo que habían pasado mientras viajaban,
pero por ahora, esos pensamientos simplemente no servían; debía continuar,
pasara lo que pasara. Dentro del árbol solo había un camino que subía en
espiral, así que lo tomó y tuvo cuidado de no pasar muy cerca del borde para no
caer; llegó hasta el tope del camino y no miró nada, hasta que notó que abajo,
había algo; en el centro del lugar, había una gigantesca telaraña, cubriendo la
parte inferior; Koshiro saltó y tras proferir un grito, sus pies se vieron
atascados en el pegajoso material, pero no soportó mucho y se rompió, dejando
caer a Koshiro a un pequeño riachuelo.






-Nunca crei
que el Gran Deku Tree tuviera algo como esto en su interior-mencionó Navi,
quien miraba como Koshiro salía del agua- pronto, encontró algo que atrajo su
atención; había una puerta pequeña de madera y encima de ella, un ojo incólume,
mirando a la nada.






-Creo que
hay que cerrar ese ojo para seguir-soltó Navi-, a lo que Koshiro asintió y sacó
de un pequeño fardo que llevaba en la espalda una pequeña resortera; tomó una
piedrita del piso y con una precisión que él mismo desconocía, golpeó al ojo,
que se cerró al instante. Se escuchó un sonido como de algo abriéndose y la
puerta se movió levemente. Ambos entraron por la puerta y no parecía haber nada
en aquel recinto, solo unas cuantas plantas desperdigadas en el suelo; al acercarse
a una de ellas, la planta reaccionó y de ellas salió una criatura extraña, de
color negro, ojos amarillentos y una especie de boquilla que asemejaba a un
cañón.






-¡Cuidado!-gritó
Navi, espantada- ¡son Deku; son hostiles!-antes de terminar la frase, aquellas
criaturas, puesto que eran 3 de ellas, lanzaron pequeños proyectiles que
golpearon a Koshiro, dejándolo en el suelo.






-Vaya… te
tendré que ayudar, puesto que no eres muy hábil peleando, ¿verdad?- el hada se
elevó y se colocó justo encima del Deku- ahora, ¡cúbrete con tu escudo y
devuélveles el ataque!-Koshiro hizo caso del consejo del hada y cuando un nuevo
proyectil fue lanzado, el pequeño escudo de madera repelió el ataque y golpeó a
la criatura, que desapareció; las demás, al ver lo ocurrido, igualmente
desaparecieron en el acto. Siguieron un rato más el camino, evitando obstáculos
y alguno que otro enemigo que les cerraba el paso; cada vez era más evidente
que algo había ocurrido, puesto que entre más se internaban, el interior del
Deku Tree parecía más y más decaído, llegando casi a un estado de putrefacción.






-Esto me da
mala espina-dijo Navi, abrazándose a sí misma- hay algo muy malo
aquí…-finalmente se encontraron con una enorme puerta que se abrió nada más
acercarse; dentro no había nada, solo la más absoluta de las oscuridades;
avanzaron con cautela hasta llegar al centro de la habitación y se detuvieron.
De pronto se escuchó un ruido, o un eco, que provenía de la nada; Koshiro miró
a ambos lados y estaba algo nervioso por lo que pudiese pasar, hasta que de
pronto, sintió un golpe que lo lanzó hacia la pared de la caverna; al
levantarse, contempló con horror lo que había causado la maldición: una
gigantesca araña, que parecía hecha de piedra, con un único ojo rojizo y
asqueroso, que miraba a ambos.






-¿Qué hacen
en mis dominios?-una voz ominosa preguntó, resonando en toda la caverna- ¡no
saldrán de aquí con vida!- el enorme arácnido se lanzó en pos de Koshiro y
Navi, pero apenas y pudieron hacerse a un lado, evitando la mortal embestida;
después, la enorme araña saltó y se colgó del techo, moviéndose a gran
velocidad-.






-Koshiro,
rápido, ¡derríbala!- Koshiro no sabía como; intentó lanzar una piedra, pero
rebotó contra la gruesa piel de la criatura; después sacó su resortera y lanzó
varios proyectiles hacia su cuerpo, que simplemente rebotaron como si nada en
la “armadura” de la araña.






-Jaja… ¡un
niño como tú no puede vencerme!-bufó la araña, saltando del techo, lista para
devorar al pobre niño, pero justo en el último momento, Koshiro lanzó su último
proyectil e impactó en el ojo del arácnido; la araña se retorció de dolor y
cayó tendida en el suelo, inmóvil.






-¡Ahora,
Koshiro, usa tu espada!-gritó el hada, mientras Koshiro desenfundaba su espada;
sabía donde atacar, pero una parte de él no quería hacerlo; la espada le
temblaba en la mano izquierda y se sentía mareado.



-¡Koshiro,
ahora!-volvió a gritar el hada, mientras miraba con temor como la araña parecía
volver en sí; justo cuando iba a levantarse, Koshiro empuñó la espada con
fuerza y salió corriendo hacia la araña.



-¡Ahhhh-!-fue
lo único que salió de su boca mientras corría y con ambas manos, enterraba la
espada en el ojo de la criatura. La araña gritó de dolor y se retorcía,
mientras un oscuro líquido llenaba todo el piso.



-Mi señor…
perdóneme… este niño… ¡¿podrá ser…!?-la araña cerró su ojo por última vez y un
fuego fatuo la rodeó, quemándola y desapareciéndola en cuestión de segundos. Un
enorme destello de luz se propagó por toda la cueva, iluminándola de una
extraña fosforescencia amarilla y en el centro, apareció un pequeño pilar de
luz azul; al acercarse, Koshiro y Navi fueron absorbidos por esa luz; cuando se
dieron cuenta, estaban afuera del Deku Tree.






-Bien hecho…
Koshiro, Navi… no cabe duda de que han hecho un excelente trabajo…-dijo el
inmenso árbol, moviendo su copa con alegría- pero ahora esto solo es el
principio de la enorme misión que deben cumplir… -el árbol cerró los ojos un
instante- estoy muriendo y aún cuando destruyeron el mal dentro de mí, mi vida
se extingue rápidamente, así que les conferiré esto... –de la nada, una bella
pieza de joyería, tan verde como el follaje del bosque, apareció frente a ellos
y reposó en las manos de Koshiro.






-Esa es la Esmeralda Kokiri-dijo
el sabio árbol- este objeto ha sido el que protege y hace invulnerable al
bosque de las amenazas malignas desde hace mucho tiempo, pero ahora casi ha
perdido todo su poder y no puedo hacer nada al respecto...-Koshiro contempló la
joya sorprendido, era hermosa y se sentía un gran poder fluyendo de ella- ahora
escuchen, deben ir con la
Princesa del Destino, que se encuentra en el Castillo de
Hyrule; solo ella podrá ayudarlos en su misión y detener al mal que se acerca
rápidamente…-después, las hojas del árbol comenzaron a caer una por una, hasta
que el árbol entero casi quedó sin hojas- adiós… y buena suerte…-de la nada, el
árbol entero se marchitó y quedó erguido y muerto frente a ambos.






-Vámonos…
Koshiro…-dijo Navi, entre sollozos- hay que seguir nuestro camino…- Koshiro
obedeció y guardó la joya en sus ropas; al salir, todos los Kokiris lo miraban
aterrados; de súbito, recibió un intenso golpe en el rostro.






-¡¿Qué
demonios le hiciste al Gran Deku Tree!?-bramó un sollozante Mido- ¡tú lo
mataste, fuiste tú!- y aunque Koshiro intentó explicarse, de pronto le sobrevino
una lluvia de piedras, arrojadas por todos los Kokiris del pueblo, por lo que
huyó corriendo, aunque algunas piedras lo habían lastimado severamente; salió
por un enorme tronco que servía como puerta y en el puente que conectaba el
mundo exterior con el bosque se detuvo. Alguien estaba evitando que saliera.






-Así que… te
vas, ¿no es cierto?-la triste mirada de Saria-Mizuki lo hizo estremecer y
sentir un vacío por dentro; su tristeza era más que evidente- no te preocupes…
sé lo que pasó contigo y el Deku Tree; de alguna manera lo supe, así que… -la
chica se hizo a un lado y se acercó a él- toma esto; para que no me olvides- y
depositó en sus manos una pequeña ocarina hecha toscamente de madera- siempre
que la toques, recordarás los buenos tiempos que viviste aquí, ¿no es
verdad?-la chica comenzó a sollozar de pronto- siempre lo supe… tú no eres
igual a nosotros, pero pase lo que pase, ¡siempre serás un Kokiri y yo
siempre…!-se detuvo y con una sonrisa amable y las mejillas sonrosadas, dijo:
“siempre seremos amigos”.






Koshiro la
miró por última vez y salió corriendo del bosque, por temor a mirar atrás.




Capítulo 3.

Spoiler:




Justo al
salir del bosque, una vista hermosa lo sorprendió; a lo lejos, miraba una
inmensa pradera, que se perdía en el horizonte y aún más lejos, divisó una muy
alta torre.



-¡Allá
debemos ir! ¡El Castillo de Hyrule!-gritó Navi, emocionada, puesto que ella
tampoco había salido del bosque antes- ¡en marcha!



Justo antes
de dar un paso, se escuchó un sonido extraño. -¡Esperen!-



Sobre el
cielo, volaba una inmensa criatura que descendió rápidamente a tierra y se
colocó frente a ellos; era un búho inmenso; tenía el pelaje rubio y los ojos de
un purísimo azul; a Koshiro inmediatamente le recordó a su compañero Charlie.






-¡¡Uhhh!!-ululó
el búho- así que ustedes son los enviados por el Deku Tree, ¡fantástico! ¡uhh,
uhh!-saltaba de alegría con sus dos patas- bueno, permítanme ayudarles un poco-
el búho se inclinó lo suficiente para que Koshiro pudiera trepar- últimamente
las cosas están un poco peligrosas por aquí, así que los llevaré hasta la
puerta del castillo, ¡uhh!-dijo, mientras Koshiro miraba a Navi y asentía; poco
después, Koshiro, Navi y el búho surcaban el cielo, abarcándolo todo con la
mirada; podía ver que en el centro del campo, había una especie de montaña,
donde había un gran rancho; a lo lejos, divisó lo que probablemente era un lago
y más allá, miró el cauce de un río, que se perdía en la lejanía.






-No cabe
duda de que el Reino de Hyrule es hermoso…-suspiró enamorada Navi- Koshiro,
¡hay que protegerlo a toda costa!- Koshiro asintió y sonrió alegre; era la
vista más hermosa que jamás había presenciado-. Pronto, el búho aterrizó cerca
del puente levadizo que daba acceso al pueblo.






-¡Uhh! ¡Ya
llegamos!-dijo el búho- si siguen todo este camino, llegarán al pueblo y
después al castillo-; justo antes de que levantara el vuelo, dijo a ambos: “¡no
olviden pasar con mis amigas las hadas; seguro que ellas les ayudan en su
misión!”- y desapareció en el vasto cielo azul.






Koshiro
entró al pueblo seguido de Navi y se encontró con una ciudad pequeña, llena de
vida: niños corriendo alegremente, seguidos de algunos perros, personas
bailando en la calle, algunos comercios vendiendo sus productos; una pequeña
ciudad próspera y amigable.



-No podemos
detenernos, Koshiro, debemos seguir-le previno Navi, a lo que asintió
suspirando y continuó su camino-.






Poco tiempo
después salieron del pueblo, con rumbo al castillo, cuando fueron detenidos por
un guardia, que les indicó que no podían pasar; aún cuando Koshiro trató de
explicarse, el guardia simplemente lo alejó a punta de patadas. Al volver al
sendero, adolorido, Koshiro escuchó una bella melodía; se acercó hacia donde
había una enredadera y miró a una pequeña niña cantando; su voz era hermosa y
parecía ser muy amable; sus ojos eran azules y su cabello largo y negro, así
como tenía algunas diminutas pecas en sus mejillas; la niña era una versión
pequeña de su compañera Soun Li.






-¡Oh
vaya!-exclamó la niña- ¿y tú quien puedes ser?-miró con curiosidad al chico y sobretodo
a la pequeña hada- ¡oh ya sé! -exclamó, divertida- ¡eres un niño del bosque!-



Koshiro la
miró sorprendida, puesto que había pensado que los Kokiri eran desconocidos
para las personas “normales”. –Oh bueno, ¿dónde están mis modales?-se limpió un
poco el polvo de sus ropajes y sonrió con amabilidad- mi nombre es Malon, hija
del dueño del Rancho LonLon, ¡mucho gusto!






Koshiro
parecía aún más sorprendido: lentamente aparecían más y más amigos suyos, pero
parecía que no recordaban nada de lo ocurrido anteriormente, por lo que se
abstuvo de preguntar.






-Oye,¿chico
del bosque, puedo pedirte un favor?-la chica lo miró con ojos brillantes- por
favor, ¿puedes ir a buscar a mi papi? Es que no lo encuentro por ningún lado;
se supone que fue a dejar un poco de leche al castillo, pero… -bajó la mirada
un segundo y sonrió de repente- ¡pero ya lleva casi todo el día allá y no ha
vuelto! Así que, por favor… ¿puedes ayudarme?- Koshiro asintió con la cabeza,
lo que provocó una enorme sonrisa en la niña- ¡Oh gracias, niño del bosque! Por
eso, te diré un secretito-añadió, con una sonrisa- detrás de mí hay unas
enredaderas, puedes trepar para pasar a los guardias y encontrar a mi papi;
Koshiro miró las enredaderas y, aunque inseguro, se acercó y comenzó a trepar-.






-¡No olvides
decirle a mi papi que lo regañaré cuando regrese!-gritó la pequeña, para
después volver a cantar-.






Koshiro
siguió su camino, evitando hacer mucho ruido, puesto que pasaba por una pequeña
saliente que solo bien hubiera podido atravesar un niño; pronto, logró bajar
con sumo cuidado a la parte alta de la muralla que le impedía el paso y
encontró unas escaleras para bajar hacia tierra; después, abrió la puerta y con
mucho cuidado de no ser visto ni oído, salió nuevamente en dirección hacia el
castillo.






Tras evadir
a los guardias, logró entrar al castillo, donde se encontró con una figura que
dormía profundamente; trató de moverla con fuerza, pero simplemente no podía,
hasta que recordó su ocarina y simplemente sopló con fuerza, lo que hizo que el
hombre despertara.






-¡¿Qué, pero
qué!?-gritó el hombre, quien parecía ser algo maduro; tenía inicios de calvicie
y un frondoso bigote; se parecía mucho a Sky, su compañero caído, pero muchos,
muchos años después.



-Oh, tú… ¿tú
me despertaste? –Koshiro asintió y explicó lo que Malon le había dicho- ¡oh no,
mi pequeña Malon! ¡Seguro me deja sin comer hoy!- el hombre salió disparado de
su lugar, en dirección a la pequeña.



-Bueno, al
menos Malon ya se reunirá con su padre-dijo Navi, tranquila- ahora, hay que
averiguar como entrar aquí…-para su sorpresa, Koshiro ya había descubierto
cómo: había una pequeña salida de agua donde cabía perfectamente; Navi siguió a
Koshiro y entraron juntos, evitando ahogarse por cuestión de segundos. Estaban
en el patio interior del castillo. En cuanto Koshiro puso un pie en aquel
lugar, supo que alguien lo estaba llamando; evadió con presteza a los guardias
que custodiaban el lugar hasta que pronto se encontró en una cama de flores,
donde en el centro había un pequeño puente y una única ventana, donde había
alguien mirando.



Koshiro se
acercó con sumo cuidado y sin querer, rompió una ramita con su pie, lo que
ocasionó que la persona que miraba se sobresaltara y lo miraba.



-Tú…-murmuró
la niña, que de forma increíble, tenía muchos rasgos parecidos con Charlotte, a
quien no había visto en mucho tiempo- ¡tú eres el de mi sueño!




Capítulo 4.

Spoiler:


La chica
miró al niño investido de verde, junto con una pequeña hada en el hombro,
mirándola.



Mientras
tanto, Koshiro miraba sorprendido a Charlotte, investida con una túnica rosada
que cubría su cabello y sus hermosos ojos azules, que lo miraban con una mezcla
de temor y sorpresa.



De la nada,
sintió como lo sujetaban con fuerza; -es un intruso, mi señora-dijo una voz de
mujer-, ¿qué debo hacer con él?-.



-Bájalo,
Impa; él es quien estaba esperando-respondió con un porte muy noble, demasiado
para ser el de una niña- ; Koshiro se sintió libre y al lado de la chica, había
alguien que no había visto cuando llegó; era un mujer, que llevaba un entallado
traje azul con blanco y que tenía una insignia en forma de ojo en el pecho; se
parecía mucho a Shura.






-Déjanos
Impa, tenemos mucho de qué hablar-dijo la niña, mientras la joven desaparecía
de pronto- te pido disculpes a Impa, mi guardiana, me ha protegido desde que yo
era una bebé- la chica de pronto cerró sus ojos y preguntó asustada- disculpa,
¿de casualidad tu traerás la Esmeralda
Kokiri? -preguntó tímidamente- es que… tú… -Koshiro asintió y
mostró la Esmeralda Kokiri,
a lo que la niña saltó de alegría y lo abrazó- ¡entonces sí eres tú!-dijo
riendo- oh, oh… perdona… -se separó de él violentamente y con una tímida
sonrisa se presentó- yo soy Zelda, la Princesa de este reino de Hyrule.






Koshiro se
mostraba sorprendido; ante él estaba una verdadera princesa, un miembro de la
familia real, quien parecía conocerlo aún antes de siquiera encontrarse; poco
después, le preguntó sobre la
Esmeralda y porqué lo conocía.






-Yo… bueno…
-la princesa se mostró preocupada y confusa- hace un tiempo, tuve un sueño…
verás… -la princesa comenzó a relatar su sueño, donde las oscuras nubes de
tormenta cubrían el cielo y amenazaban con destruir todo a su paso, cuando de
pronto, aquel resplandor verde apareció en el cielo y alejó las tinieblas-.



-He
intentado contarle a mi padre este sueño muchas veces, pero él no lo toma en
serio-dijo Zelda, muy preocupada- y creo que las nubes oscuras son esa
persona…-la princesa señaló la ventana desde donde miraba y le pidió a Koshiro
que mirara; al acercarse, miró una parte de la Sala del Trono del Rey de Hyrule, y aunque no
pudo ver al rey, sí divisó una figura que lentamente se acercaba; llevaba
investido una armadura de color negro y una larga capa; sus ojos parecían dos
carbones encendidos y llevaba una espesa melena plateada, recogida en señal de
respeto al Rey.






-Él es
Ganondorf, Rey de los Gerudos-dijo Zelda, entre susurros- viene del sur del
reino y dice que quiere formar una alianza con mi padre, pero yo no estoy
segura de eso… -Koshiro miró de nuevo por la ventana y para su sorpresa, el
rostro fruncido y curtido de aquel hombre era idéntico al de aquel niño
conocido con el nombre de Zelkova; de pronto, éste miró hacia Koshiro y sonrió
malignamente; Koshiro apenas y tuvo tiempo de esconderse bajo la ventana-.






-¿Te
vio?-preguntó la princesa- bueno, ahora eso no es importante… escucha Koshiro,
creo que ese hombre solo se acercó a mi padre porque quiere obtener la Trifuerza, el artículo
mágico más poderoso de todos, que está encerrado en el Reino Sagrado, y dominar
al mundo, ¡así que tú y yo debemos impedírselo!






-¿Pero cómo
se supone que hagamos eso, Princesa?-preguntó Navi, curiosa, saliendo de las
ropas de Koshiro, a lo que Zelda reprimió un grito y después miró con
curiosidad- eres… ¿eres un hada?- Navi se acercó y sonrió amablemente- Así es,
yo soy la compañera de Koshiro y su hada guardiana, Navi- la pequeña criatura
hizo una pequeña reverencia- es un honor conocerla, Princesa-.






Zelda sonrió
dulcemente y después volvió a mirar a Koshiro: -Si queremos detener a
Ganondorf, necesitamos conseguir las tres piedras espirituales; está la Piedra Espiritual de Fuego, de
Agua y del Bosque, que ya tenemos; como futura Reina de Hyrule, te encomiendo a
ti, Koshiro, la difícil tarea de traer esas piedras para mantener a salvo el
reino de las malvadas manos de Ganondorf, ¿entendido?- Koshiro asintió con la
cabeza, algo sorprendido de que el futuro de un reino dependiera de él y de
tres pequeñas piedras-.






-Bueno,
espero regreses muy pronto-sonrió y le dio a Koshiro un beso en la mejilla- te
deseo mucha suerte… ¡oh sí, casi lo olvidaba!-sacó de su bolsillo una pequeña
carta que le entregó al chico; -esta es una carta que te permitirá ir con los
reyes de los Goron y Zoras, aliados de mi padre, y te ayudarán a encontrar las
piedras con la firma de la familia real-. Momentos después, Koshiro se retiraba
para ser detenido por Impa, quien había estado observando desde las sombras-.






-La Princesa previó que todo
esto sucedería, así que yo también te ayudaré; esa carta que llevas no será
suficiente para que cumplas tu cometido, así que habré de enseñarte algo-. Impa
de pronto sacó una hermosa y pequeña arpa de madera, que parecía muy vieja-;
nosotros, los Sheikah, hemos protegido desde tiempos inmemoriales a la Familia Real de Hyrule, y esta
canción ha pasado con nosotros de generación en generación… -lentamente,
comenzó a tocar algunos suaves acordes con el arpa, mientras Koshiro sacaba su
ocarina y trataba de copiar las notas; rápidamente, logró más o menos tocar la
melodía.






-Esta
antigua canción la he usado como canción de cuna de la Princesa desde que ella
nació- a lo cual la princesa, que se había acercado veloz, asintió- siempre me
ha hecho tener dulces sueños, desde pequeña… -la princesa suspiró y miró con
amabilidad a Impa- Impa, por favor, lleva a Koshiro hasta las afueras del
castillo para que no tenga ningún percance- a lo que la mujer accedió y llevó a
Koshiro en su espalda, saltando con agilidad impresionante y acortando el
camino de sobremanera, hasta que por fin, llegaron a las afueras del pueblo.






-Te
recomiendo que te dirijas primero con los Goron; son criaturas muy amables y
viven cerca de donde yo crecí, la villa Kakariko, al oeste de aquí-señaló una
gigantesca montaña cuyo pico se perdía en la distancia- allí viven los Goron;
no te preocupes por el calor, a ellos tampoco les gusta y prefieren quedarse
viviendo entre las rocas-. Impa retrocedió y se despidió de Koshiro y Navi con
un ademán de su mano-.






-¡Suerte a
ambos!- lanzó una pequeña esfera de humo al suelo y cuando ésta impactó,
habiéndose disipado el humo, la mujer había desaparecido-.



-Había oído
de los Sheikah antes-dijo Navi, pensativa- pero nunca antes había visto sus
artes… no cabe duda de que son increíbles…- la pequeña hada bostezó y animó a
Koshiro- pero bueno, vámonos ya, ¡el destino del reino depende de nosotros!






Durante
algunos días, Koshiro y Navi caminaron en dirección a la villa de Impa; fue un
viaje tranquilo y pacífico, mientras ambos se maravillaban de las maravillas
del campo: cientos de flores, aves volando, todo era tan hermoso y a la vez
nuevo para sus ojos, que apenas y sentían la dura marcha: durante las noches,
Koshiro se animaba tocando un poco la ocarina que Saria le había regalado,
cuidando de no tocar la canción de la familia real, a menos que fuese
absolutamente necesario.



Finalmente,
tras dos días de marcha, llegaron a la villa de Impa. Fue un laborioso camino
el subir por tantas escaleras, pero al final, los recibió una suave y mullida
pradera; al acercarse, miraron que había un enorme molino en el extremo norte
de la ciudad, así como una inmensa torre de guardia; había algunas cuantas
casas, entre ellas, una que apenas estaban construyendo, así como un pequeño
pozo en el centro del pueblo; reinaba la calma en aquel lugar.



Las personas
del pueblo parecían ser muy amables con los forasteros, pues muchos de ellos
saludaron de forma amena a Koshiro y a Navi, quienes cruzaron rápidamente el
pueblo, en dirección a la casa de Impa, como ella les había dicho. Ya dentro,
un hombre les esperaba.






-Bienvenidos-dijo
tranquilamente- sé que la maestra Impa les pidió que llegaran aquí, puesto que
tienen una misión, ¿cierto?- Koshiro asintió y el hombre mostró una amplia
sonrisa- ¡perfecto!, entonces como muestra de amistad, les prestaré mi escudo-
y de un estante, tomó un enorme escudo con el sello de armas de la familia real
y se lo entregó a Koshiro, que al ponérselo lo sentía muy pesado y apenas podía
moverse, pero cubría todo su pequeño cuerpo- lo necesitarán-dijo el hombre-
puesto que en la montaña a veces caen enormes piedras volcánicas y esto
resistirá lo suficiente-.






Sin demora,
salieron del pueblo rumbo a la montaña, cuando fueron detenidos por el único
guardia de la ciudad. –Lo siento, chico- dijo el guardia, muy serio- pero por
órdenes expresas de la Familia Real
de Hyrule, me temo que nadie puede avanzar a la montaña-.






Fue entonces
cuando Koshiro sacó la carta que la princesa le había entregado y se la mostró
al hombre: “Estimado señor, le pido deje pasar a Koshiro por favor; está en una
misión encomendada de mi parte para salvar el reino. Zelda”. El hombre comenzó
a reír desesperadamente. –¡¿Jajaja, tú, salvarás el reino!? Vaya que no
entiendo el humor de la princesa… bueno, te dejaré pasar, Señor Héroe-y volvió
a reír estrepitosamente- pero te advierto, ten mucho cuidado cuando vayas a la
montaña, hay muchos peligros allá, sin contar que los Goron han estado muy
extraños últimamente… -el hombre parecía dubitativo a seguir la orden de la
carta, pero por fin, se decidió; presionó un botón escondido en el suelo y la
reja se abrió rápidamente-.






-Buena
suerte, chico-dijo, antes de despedirse- la necesitarás-.




Capítulo 5.

Spoiler:


El camino de
montaña resultó bastante cómodo para viajar, aunque presentaba una pendiente un
poco alta; aún con esto, Koshiro y Navi avanzaban sin dificultades, sobretodo
con el escudo que le habían regalado que le quedaba inmenso; quizás por esto
sus movimientos eran algo lentos al caminar, pero nada a lo que no pudiese
acostumbrarse tras moverse un rato. Al mirar por su hombro, divisó la villa,
que parecía alejarse cada vez más, así como el molino y una lejana torre del
castillo, lo que le recordó a Zelda un instante, pero siguió caminando con afán,
evadiendo las enormes rocas que había en su camino.






Pronto,
sintió que las piernas le dolían, por lo que se detuvo frente a una gigantesca
roca, que bloqueaba el camino; parecía que la roca era nueva en el lugar, como
si ése no fuera su lugar correcto en la Naturaleza; cerca de él, había un pequeño letrero
que decía: “Cueva de Dodongo”. Koshiro nunca había escuchado de criaturas con
un nombre así, por lo que por ahora, prefirió alejarse un poco de la cueva,
temiendo que los “Dodongo” saliesen a su encuentro; justo al alejarse, una figura
conocida atravesó el cielo y se posó frente a él.






-¡Uhh, quién
diría que un niño como tú lleva una misión tan importante!- Charlie el búho había
aparecido frente a Navi y el chico- pero aún no tienes fuerzas suficientes como
para poder cumplirla, así que te llevaré a un lugar especial, acompáñame- esta
vez, la enorme garra del ave se cerró como su fuese una jaula, donde llevó a
Koshiro y Navi hasta la cima de la montaña, donde había un volcán activo; de
pronto, ambos viajeros sintieron sofocarse por el intenso calor que emanaba de
la base del volcán.






-No se preocupen,
se acostumbrarán pronto-dijo el búho, mientras dejaba en tierra a Koshiro,
quien trataba de respirar agitadamente debido al aire de lo alto- pero bueno,
no pierdan tiempo y miren allá-dijo, señalando una pared de piedra-.






-¿Qué hay
aquí, señor búho?-preguntó Navi, quien se acercó primero a la pared y no notó
nada-. –Oh bueno, eso es algo que deben descubrir ustedes-dijo, levantando el
vuelo- ¡uhh! Solo recuerden, nada es lo que parece- y desapareció en las
alturas-.






-Hm… nada es
lo que parece, ¿cierto…?- Koshiro se acercó con cuidado a la pared y la tocó
con su mano; no parecía que hubiera nada fuera de lo común, pero continuó
siguiendo la pared sin despegar la mano hasta que ésta desapareció. Koshiro
retrocedió asustado y después volvió a acercarse lentamente.






-Parece… una
ilusión…-respondió Navi, mientras desaparecía dentro de la pared- ¡Vamos,
Koshiro!-respondió desde dentro, a lo que el chico accedió y entro-. Justo al
entrar, se encontraban en tinieblas, de no ser por la brillante luz que despedía
el hada; al caminar por un estrecho pasillo, las dudas de Koshiro aumentaban:
¿qué había allí delante y porqué el búho los había traído hasta aquí? ¿Acaso
sería una trampa?



-Aquí hay
algo…-Navi se quedó callada unos instantes y después gritó- ¡No puede ser!-
entonces salió disparada, dejando atrás al chico, quien también corrió tratando
de alcanzar a su amiga: cuando por fin lo hubo hecho, frente a él había algo
impresionante. Había una pequeña fuente, llena de otras pequeñas hadas, iguales
a Navi; la pequeña parecía divertirse mirando y jugando con sus compañeras: era
un espectáculo hermoso; al acercarse más, notó que en el piso había un símbolo
que le era familiar: el símbolo de la Familia
Real, creado a base de tres triángulos dorados que se
acomodaban entre sí, dando lugar a un inmenso triángulo: La Trifuerza.






Koshiro
recordó que Impa le había dicho antes de partir que cuando viera ese símbolo,
tocara la canción de la Familia Real
y siempre acudirían en su ayuda, por lo que sacó de su pequeño fardo la ocarina
que Saria le regaló y lentamente trató de recordar las notas de la canción
hasta que por fin, empezó a tocar; le sorprendía como las notas iban sucediéndose
una tras otra, formando una bella melodía, que le recordó la dulce sonrisa de
la princesa, a quien le había prometido volver con la promesa de evitar el caos
en el reino. Para su sorpresa, fue sacado de sus ensoñaciones con la risa de
una mujer; de pronto, de la fuente, salieron tres pequeñas esferas: una azul,
otra verde y una roja, que se convirtieron en tres hermosas mujeres que
aparecieron frente a él; la mujer que salió de la esfera roja tenía el cabello
rojo, tan intenso como el magma de un volcán, y la mirada fría y penetrante; la
otra chica tenía un cabello casi negro, con algunos tonos verdes, y su
semblante era serio, mientras que la última era un niña pequeña de ojos y
cabello azules, que abrazaba con fuerza un gatito de peluche.






-¿Quién se
atreve a molestar a las Grandes Hadas del Poder, la Sabiduría y el Coraje?-preguntó
el hada pelirroja, quien miró hacia abajo y se encontró con la mirada
semi-asustada de Koshiro- y bueno, ¿tú que quieres y cómo sabes la canción de la Familia Real? –Koshiro iba a
responder, pero Navi fue quien habló primero- La Princesa Zelda nos pidió que
buscáramos las tres piedras espirituales para evitar que el mal se apodere de la Trifuerza, mi Señora…-las
tres hadas miraron a Navi y la pelirroja fue la que habló: -¡Silencio! Le
pregunté a tu protegido, hada, no a ti… aunque creo que el pobre es mudo… -la
chica suspiró y pareció sentarse en el aire, de forma coqueta y relajada-
aunque bueno, debemos ayudarle a cumplir su misión, es nuestra parte del trato
que tenemos con la familia real-. Las otras dos hermanas asintieron y la
pequeña se escondió detrás de la pelirroja cuando Koshiro la miró. Indudablemente,
esta vez no solo su apariencia física, sino también parte de la personalidad de
Arkril, Lady Unknown y Azumi habían pasado a sus congéneres hadas.






-B-bueno-dijo
la pequeña hada, que llevaba un lindo vestido azul que le quedaba un poco
largo- ¿qué podemos hacer por este niño mudito?-preguntó abrazando su gatito de
peluche-.



-Deberíamos
dejarlo solo, no es digno de nuestra ayuda-mencionó Lady Unknown, quien portaba
elegantemente una túnica verde oscuro y un collar del mismo color, así como una
pequeña tiara hecha de esmeraldas- aún cuando sea nuestra parte del trato-.



-Concuerdo
contigo hermana-dijo Arkril, quien únicamente cubría su cuerpo con una especie
de vestido hecho de ramas y hojas- pero nuestro trato con la Familia Real nos impide negarle
la ayuda al mudo, así que… -las hadas discutieron por un largo rato, hasta que
al fin se decidieron-.



-Bien bien,
te ayudaremos, por ahora… -las tres hermanas levantaron sus manos al cielo y de
ellas aparecieron tres pequeños cristales; las joyas brillaban con una
intensidad sorprendente y fueron depositadas en las manos de Koshiro-.



-Te- te
presto el Amor de Nayru-dijo la pequeña Azumi, aún abrazando a su gatito- ¡cuídalo
mucho… me lo regaló alguien muy especial, ¿no es cierto, Kei-chan?- sonriente,
besó a su animal de felpa y lo abrazó contra sí-.



-No eres
digno, pero te doy el Viento de Farore-respondió Lady Unknown- aunque si le
pasa algo tendrás que pagármelo-.



-Y yo, niño
mudo, te doy el Fuego de Din-dijo Arkril, con una sonrisa en los labios- espero
te sirva de ayuda-.



Koshiro
guardó los tres cristales en su fardo y con un leve asentimiento, agradeció a
las tres hadas.



-Cuando te
hagas más fuerte y necesites nuestra ayuda, ven a visitarnos-dijeron las tres,
y desaparecieron en la fuente-. Después de esto, una enorme luz iluminó a
Koshiro y a Navi y se encontraron fuera, en el camino de montaña donde el búho
los había recogido.



-Vaya… esas
tres hadas son todo un caso… -Navi suspiró y se adelantó un poco- pero no cabe
duda de que tienen un poder asombroso, no hay que desperdiciarlo-dijo,
resuelta, para después tomar a Koshiro de la mano y hacerlo avanzar.



Pasaron el
resto del día escalando parte de la montaña, siguiendo al Sol, en una escalada
que parecía no tener fin; pronto, se acercaron a un pequeño letrero algo
lastimado por las rocas que caían constantemente que decía: “Ciudad Goron al
oeste”. Con los ánimos revitalizados, siguieron su camino hasta que por fin,
encontraron una gigantesca puerta de madera, que al abrirla, entraron en la
ciudad Goron, en el corazón de la montaña.






A primera
instancia, Koshiro esperaba ver cabañas como en la villa Karariko o al menos
como las de su pueblo natal, la
Aldea de los Kokiri, pero para su sorpresa allí no había
nada; ni siquiera se veían criaturas vivientes, solo algunas pinturas en las
paredes y un constante golpeteo al fondo; parecía ser que había una inmensa
piedra rondando en uno de los niveles de la ciudad, aunque no podía explicarse
el porqué. Pronto, miró hacíale fondo y creyó divisar una pequeña estatua,
donde obviamente, faltaba algo. Al acercarse, no notó nada, solo una enorme
piedra a un costado; Koshiro estaba algo enfadado porque creía que encontraría
a los Goron y podría pedirles la piedra para seguir con su camino, pero allí no
había nada, así que en un breve arrebato de ira, pateó la piedra en el suelo.






-¡Ughh..!-respondió
la piedra en un quejido, a lo que Koshiro retrocedió muy asustado- ¿porqué me
golpeas?- la piedra se levantó y mostró a un ser un poco gordo y café, de
facciones amables y… cabello plateado-. –¡Hola, yo soy el guardián de la piedra
roja de los Goron!-respondió aquel ser, cuyo cabello plateado, hacía pensar que
detrás de aquella faceta, estaba Shitaro-.






-Hola…
disculpa a mi amigo por haberte pateado…-respondió Navi, quien hizo una pequeña
reverencia a modo de disculpa- pero quisiéramos saber donde está esa piedra
roja que dices; la estamos buscando.






-¡Ughh!-volvió
a expresar el Goron- esa piedra roja estaba a mi cuidado, pero ahora la tiene
nuestro rey, Darunia, que vive allá abajo-,señaló con su mano el fondo de la
caverna, donde Koshiro alcanzó a divisar una alfombra muy extraña- vayan con él
y les dirá que hacer… yo me siento algo cansado… ¡ughh..!-y Shitaro volvió a
encogerse hasta convertirse en una piedra enorme en el suelo, que parecía
dormitar-.






-Bueno… eso
no fue como yo esperaba…-dijo Navi, algo ofendida- pero vayamos a buscar a ese
señor Darunia-dijo, dirigiendo la marcha hacia el fondo de la caverna; el lugar
era hermoso e increíble; habían cientos de dibujos en las paredes, todos
mostrando la forma de vida de los Goron; aparentemente, les gustaba mucho rodar
como piedras y además, parecía que tenían un extraño gusto por comer piedras,
puesto que en muchas de estas imágenes, se veían a muchos Gorons comiendo
piedras alegremente. Al llegar al fondo se encontraron con otros Gorons,
quienes parecían estar completamente dormidos, salvo que alguien se acercara;
ante todo, eran todos muy amables. Al llegar a la alfombra, Koshiro notó que
había un pequeño símbolo en forma de Trifuerza en ella, lo que significaba que
para entrar, tendría que tocar la canción de la Familia Real, lo cual hizo
tranquilamente y la enorme pared de piedra que estaba frente a ellos se abrió. Se
acercó con cautela hasta llegar al fondo de la habitación, donde había un
extraño personaje; se parecía mucho a los Goron normales, solo que más alto y
fornido, así como que tenía el cabello puntiagudo y de un color negro intenso.






-¿Ah…? ¿Quién
eres tú?-bramó aquel Goron gigante, cuyo cabello le recordó mucho a Koshiro el
cabello de Mahad- ¿Qué quieres aquí?- Koshiro trató de explicar lo que había
venido a hacer y que fue él el que tocó la canción de la familia real. –¡Esto es
un ultraje!-gritó, golpeando la pared- ¡¿Cómo se atreve mi hermano, el Rey de
Hyrule, a enviar como su mensajero a un niño!? ¡¿Acaso yo, Darunia, Señor de
los Goron, no soy digno de su presencia!?- la criatura se quedó callada unos
instantes y después volvió la cabeza, sollozante.






-Solo… sólo
déjame, ¿sí? No me… no me siento bien… -la criatura se volvió piedra y dejó a
Koshiro en la habitación, sin nada que decir. –Bueno… -susurró Navi- hay que
buscar como animar al pobrecillo- así que ambos salieron de la habitación y
justo cuando estaban a punto de dejar el fondo de la caverna, escucharon algo a
lo lejos; un tono extraño, una melodía que parecía no estar acorde con el
pueblo de los Goron, algo ajeno que se le hacía muy conocido a Koshiro. Se
acercó a una de las paredes y escuchó con más claridad la tonada; con suma
cautela y espada en mano, Koshiro atravesó la ominosa oscuridad del pasillo
hasta que a lo lejos divisó un punto de luz; la tonada se iba haciendo más y más
fuerte hasta que atravesó la luz y con sorpresa, descubrió que estaba en el
claro de un bosque.



-¡Uhh! ¡Al
fin llegas!- sobre un árbol, Charlie el búho los había estado esperando-.



-Bienvenidos
al Bosque Perdido, Koshiro y Navi!




Capítulo 6.

Spoiler:
Próximamente.


Última edición por sagara_watanuki el Miér Oct 19, 2011 11:23 am, editado 3 veces
avatar
Tenma
Ittōhei - Soldado de Primera
Ittōhei - Soldado de Primera

Sexo Sexo : Masculino
Edad : 26
Cantidad de envíos : 1262
Localización : 8-bit land
Humor : Defiant
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Emolga
Puntos : 15151
Fecha de inscripción : 15/08/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Tenma Aragaki
Sexo: Masculino
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por Kisa el Dom Oct 16, 2011 10:01 pm

Waaaaaa.. yo quiero un hada hadosa como Navi.. xD
avatar
Kisa
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor

Sexo Sexo : Femenino
Edad : 34
Cantidad de envíos : 4996
Localización : Dentro del ropero.
Humor : Genialoso
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Chikorita
Puntos : 18530
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Dereck / Omeny
Sexo: Caballero / Damita
Edad: 19 / 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por shitaro_mizaka el Mar Oct 18, 2011 6:31 pm

Spoiler:
y yo quien ire a ser... XDD... espero que no un goron o ganondorf... XD...

pobre de link-koshiro... como a de sufrir con un hada como mitna-aritna.... XD
avatar
shitaro_mizaka
Ittōhei - Soldado de Primera
Ittōhei - Soldado de Primera

Sexo Sexo : Masculino
Edad : 24
Cantidad de envíos : 1343
Localización : Loquendo-city
Humor : aburrido
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Purrloin
Puntos : 15250
Fecha de inscripción : 02/09/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Shitaro Mizaka
Sexo: masculino
Edad: 23 años

Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/user/Shitaro01Mizaka/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por SunakoSan el Mar Oct 18, 2011 9:04 pm

JAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJA!!!!!! Rayos!!! morí con la historia... Excelente, Koshiro! xDDDDDDDDDDDDDDDD Muy buena!
avatar
SunakoSan
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor

Sexo Sexo : Femenino
Edad : 28
Cantidad de envíos : 4882
Localización : Detrás de ti~
Humor : Desesperante
Bandera Nacional : Canadá
Ítem : Charmander
Puntos : 17702
Fecha de inscripción : 25/04/2011

Hoja de Personaje
Personaje: Eitan Chassier
Sexo: Previa cita
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por Kisa el Mar Oct 18, 2011 10:17 pm

He aquí mi intento de Hada Navi-Ariatna xD.



Spoiler:

a mi me gustó se ve linda , hadosa y gatuna
avatar
Kisa
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor

Sexo Sexo : Femenino
Edad : 34
Cantidad de envíos : 4996
Localización : Dentro del ropero.
Humor : Genialoso
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Chikorita
Puntos : 18530
Fecha de inscripción : 26/10/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Dereck / Omeny
Sexo: Caballero / Damita
Edad: 19 / 18

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por SunakoSan el Mar Oct 18, 2011 10:22 pm

KISARA_NYAN escribió:He aquí mi intento de Hada Navi-Ariatna xD.



Spoiler:

a mi me gustó se ve linda , hadosa y gatuna


Demasiado hermosa, gemeliiiiiiiis!!! Que linda!
avatar
SunakoSan
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor

Sexo Sexo : Femenino
Edad : 28
Cantidad de envíos : 4882
Localización : Detrás de ti~
Humor : Desesperante
Bandera Nacional : Canadá
Ítem : Charmander
Puntos : 17702
Fecha de inscripción : 25/04/2011

Hoja de Personaje
Personaje: Eitan Chassier
Sexo: Previa cita
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por Tenma el Mar Oct 18, 2011 11:05 pm

@shitaro_mizaka escribió:

Uuuy... no puedo asegurarlo, pero Ganondorf... seguro que no n.n
avatar
Tenma
Ittōhei - Soldado de Primera
Ittōhei - Soldado de Primera

Sexo Sexo : Masculino
Edad : 26
Cantidad de envíos : 1262
Localización : 8-bit land
Humor : Defiant
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Emolga
Puntos : 15151
Fecha de inscripción : 15/08/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Tenma Aragaki
Sexo: Masculino
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por SunakoSan el Mar Oct 18, 2011 11:25 pm

Voto por una rupia con forma de la cabeza de Shitaro! xD
avatar
SunakoSan
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor

Sexo Sexo : Femenino
Edad : 28
Cantidad de envíos : 4882
Localización : Detrás de ti~
Humor : Desesperante
Bandera Nacional : Canadá
Ítem : Charmander
Puntos : 17702
Fecha de inscripción : 25/04/2011

Hoja de Personaje
Personaje: Eitan Chassier
Sexo: Previa cita
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por Tenma el Mar Oct 18, 2011 11:29 pm

Actualizado. Capítulo 4 listo.

@shitaro_mizaka escribió:

P.D.: No creo que Koshiro sufra con Ariatna como su hada guardiana; si
fueras tan amable de explicar el porqué de tu razonamiento, te lo
agradecería.
avatar
Tenma
Ittōhei - Soldado de Primera
Ittōhei - Soldado de Primera

Sexo Sexo : Masculino
Edad : 26
Cantidad de envíos : 1262
Localización : 8-bit land
Humor : Defiant
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Emolga
Puntos : 15151
Fecha de inscripción : 15/08/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Tenma Aragaki
Sexo: Masculino
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por SunakoSan el Mar Oct 18, 2011 11:46 pm

=D Shura es la guardiana de Charlotte y tiene habilidades ninja! owó Yeahhhh! xD Muero por ver si Shitaro será una rupia
avatar
SunakoSan
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor

Sexo Sexo : Femenino
Edad : 28
Cantidad de envíos : 4882
Localización : Detrás de ti~
Humor : Desesperante
Bandera Nacional : Canadá
Ítem : Charmander
Puntos : 17702
Fecha de inscripción : 25/04/2011

Hoja de Personaje
Personaje: Eitan Chassier
Sexo: Previa cita
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por shitaro_mizaka el Mar Oct 18, 2011 11:49 pm

@SunakoSan escribió:

OoO

si ese es el caso.. podria aparecer por donde quiera... XDD
avatar
shitaro_mizaka
Ittōhei - Soldado de Primera
Ittōhei - Soldado de Primera

Sexo Sexo : Masculino
Edad : 24
Cantidad de envíos : 1343
Localización : Loquendo-city
Humor : aburrido
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Purrloin
Puntos : 15250
Fecha de inscripción : 02/09/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Shitaro Mizaka
Sexo: masculino
Edad: 23 años

Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/user/Shitaro01Mizaka/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por SunakoSan el Mar Oct 18, 2011 11:56 pm

@shitaro_mizaka escribió:
Bueno, algun objeto terrorífico deberia tener esta historia, ¿no?
avatar
SunakoSan
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor

Sexo Sexo : Femenino
Edad : 28
Cantidad de envíos : 4882
Localización : Detrás de ti~
Humor : Desesperante
Bandera Nacional : Canadá
Ítem : Charmander
Puntos : 17702
Fecha de inscripción : 25/04/2011

Hoja de Personaje
Personaje: Eitan Chassier
Sexo: Previa cita
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por Miathamle el Mar Oct 18, 2011 11:58 pm

Dx quiero leer pero no he tenido tiempo T_T (Espero poderlo hacer mañana =D) Genial que por fin subieras esta historia la había estado esperando *o*
avatar
Miathamle
Heichō - Cabo Primero
Heichō - Cabo Primero

Sexo Sexo : Femenino
Edad : 33
Cantidad de envíos : 3133
Localización : México
Humor : nyu x3
Bandera Nacional : Canadá
Ítem : Eevee
Puntos : 18710
Fecha de inscripción : 21/04/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Mir Noelle Delacroix
Sexo: Femenino
Edad: 19

Ver perfil de usuario http://eternidad-pwi.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por shitaro_mizaka el Miér Oct 19, 2011 12:02 am

@SunakoSan escribió:
@shitaro_mizaka escribió:
Bueno, algun objeto terrorífico deberia tener esta historia, ¿no?

a que te refieres con eso... Problematico
avatar
shitaro_mizaka
Ittōhei - Soldado de Primera
Ittōhei - Soldado de Primera

Sexo Sexo : Masculino
Edad : 24
Cantidad de envíos : 1343
Localización : Loquendo-city
Humor : aburrido
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Purrloin
Puntos : 15250
Fecha de inscripción : 02/09/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Shitaro Mizaka
Sexo: masculino
Edad: 23 años

Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/user/Shitaro01Mizaka/

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por SunakoSan el Miér Oct 19, 2011 12:10 am

@shitaro_mizaka escribió:
a que te refieres con eso...

Nada, nada....
avatar
SunakoSan
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor

Sexo Sexo : Femenino
Edad : 28
Cantidad de envíos : 4882
Localización : Detrás de ti~
Humor : Desesperante
Bandera Nacional : Canadá
Ítem : Charmander
Puntos : 17702
Fecha de inscripción : 25/04/2011

Hoja de Personaje
Personaje: Eitan Chassier
Sexo: Previa cita
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por Tenma el Miér Oct 19, 2011 11:04 am

Actualizado. Capítulo 5 listo.
avatar
Tenma
Ittōhei - Soldado de Primera
Ittōhei - Soldado de Primera

Sexo Sexo : Masculino
Edad : 26
Cantidad de envíos : 1262
Localización : 8-bit land
Humor : Defiant
Bandera Nacional : Mexico
Ítem : Emolga
Puntos : 15151
Fecha de inscripción : 15/08/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Tenma Aragaki
Sexo: Masculino
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por SunakoSan el Miér Oct 19, 2011 3:44 pm

jajajjajajajajajajjajajajajajjaja xDDDDDDDDD Que buen capítulo, Sagara san!!!
avatar
SunakoSan
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor
Gochō Kimmu jōtōhei - Cabo Mayor

Sexo Sexo : Femenino
Edad : 28
Cantidad de envíos : 4882
Localización : Detrás de ti~
Humor : Desesperante
Bandera Nacional : Canadá
Ítem : Charmander
Puntos : 17702
Fecha de inscripción : 25/04/2011

Hoja de Personaje
Personaje: Eitan Chassier
Sexo: Previa cita
Edad: 17

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por Miathamle el Miér Oct 19, 2011 11:26 pm

Happy muy bueno!, apenas termine de leer y ya espero por más Happy
avatar
Miathamle
Heichō - Cabo Primero
Heichō - Cabo Primero

Sexo Sexo : Femenino
Edad : 33
Cantidad de envíos : 3133
Localización : México
Humor : nyu x3
Bandera Nacional : Canadá
Ítem : Eevee
Puntos : 18710
Fecha de inscripción : 21/04/2010

Hoja de Personaje
Personaje: Mir Noelle Delacroix
Sexo: Femenino
Edad: 19

Ver perfil de usuario http://eternidad-pwi.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: The Legend of Zelda: The World of Triforce. (Bonus World)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.